La tarjeta de Mickey Mantle es especialmente valiosa porque está muy bien conservada

Saca tus viejas tarjetas de béisbol. Podrían valer ocho cifras en una subasta.

Una tarjeta de béisbol de Mickey Mantle de 1952 se vendió por la sorprendente cifra de US$ 12.600.000 en la madrugada de este domingo, según un comunicado de prensa de Heritage Auctions. La venta convierte a la tarjeta en el objeto de coleccionismo deportivo más valioso del mundo, según la casa de subastas.

El precio casi duplicó el récord anterior para un conjunto de tarjetas de béisbol, cuando un raro Honus Wagner se vendió por US$ 6,6 millones el año pasado. Y también superó el récord de cualquier objeto de recuerdo deportivo, superando la venta de US$ 9,3 millones de la famosa camiseta de la «Mano de Dios» de Diego Maradona.

La tarjeta de Mickey Mantle es especialmente valiosa porque está muy bien conservada. La tarjeta fue calificada como «Mint+ 9.5» por la Sportscard Guaranty Corporation, según Heritage Auctions.

Mantle pasó 17 años jugando para los New York Yankees y fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol en 1974. La tarjeta que batió el récord es de su temporada de novato y fue producida por el gigante de las tarjetas comerciales Topps.

«Un resultado de ocho cifras en el mercado de los deportes era una fantasía hace apenas una década», dijo Chris Ivy, director de subastas deportivas de Heritage, en el comunicado.

«Siempre supimos que esta carta iba a batir récords y expectativas. Pero eso no hace que sea menos emocionante formar parte de una subasta en la que un solo artículo supera el umbral de las ocho cifras por primera vez. Es un logro extraordinario para nuestro maravilloso equipo de expertos en deportes de Heritage Auctions. Y, por supuesto, no podríamos haberlo hecho sin nuestro consignador, Anthony Giordano, que depositó su confianza en Heritage para sacar al mercado esta increíble tarjeta».

Anthony Giordano compró la carta de Mantle por lo que fue un precio récord en 1991: US$ 50.000. La mantuvo escondida durante tres décadas antes de llevarla a Heritage Auctions, según el comunicado.

«Tiene las mejores cualidades que cualquier Topps de 1952 puede poseer: centrado perfecto, registro y cuatro esquinas afiladas», dijo Ivy en el comunicado. «Que esta tarjeta de novato de Mantle haya permanecido en este estado durante 70 años es un verdadero milagro».