Cancillería rusa advierte que nacionalistas ucranianos traman explosión en una planta química, para retrasar el avance de las Fuerzas Armadas rusas y responsabilizar a Moscú por la pérdida de vidas humanas

La embajada de Rusia en Estados Unidos calificó de una flagrante violación de Washington el suministro de cuatro helicópteros Mi-17 a Kiev.

La representación rusa destacó que los cuatro helicópteros fueron antes comprados a Rusia para el gobierno afgano y ahora forman parte del próximo paquete de ayuda militar estadounidense a Ucrania, reseña la agencia Prensa Latina.

Dicha entrega se lleva a cabo sin tomar en cuenta la disposición del certificado de usuario final, que requiere el consentimiento por escrito de Rusia.

A pesar de las reiteradas peticiones de aclaratoria, la sede diplomática rusa no ha recibido respuesta clara de las autoridades estadounidenses.

Una declaración de la embajada rusa expresa que Estados Unidos muestra un claro desprecio a las normas internacionales en lo que respecta al suministro a Kiev del sistema de defensa aérea portátil Stinger.

La declaración señala el incumplimiento de la resolución 62/40 de la Asamblea General de Naciones Unidas de 2007 sobre el control de las exportaciones de sistemas de defensa aérea portátiles, creada con el fin de disminuir los riegos de que estos armamentos lleguen a actores no estatales.

Días atrás, el Gobierno ruso aseguró que Moscú responderá ante un posible uso de ese armamento contra su territorio.

«Es completamente obvio que tenemos que reaccionar a esta amenaza», aseveró el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev.

No es la primera vez que Rusia denuncia el suministro de armamento ruso a Kiev por parte de Washington.

A comienzos del mes de mayo el Kremlin se pronunció para condenar que Estados Unidos viola con su accionar fundamentos del derecho internacional

Provocación en planta química
Este miércoles, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, denunció que nacionalistas ucranianos planean minar tanques con productos químicos tóxicos en una planta en Severodonetsk y mantener a los trabajadores y civiles en su territorio.

Señaló que los nacionalistas ucranianos están preparando otra provocación. «La extracción de tanques con productos químicos tóxicos en la planta de Azot en Severodonetsk en el territorio de LPR y la detención de más de 1.000 trabajadores de la fábrica y residentes locales en sus instalaciones subterráneas», señaló la diplomática, refiere Tass.

“Según el plan de Kiev, la explosión de tanques con más de 100 toneladas de nitrato y ácido nítrico debería retrasar el avance de las Fuerzas Armadas rusas y las repúblicas de Donbass. Y planean culpar a Rusia del desastre tecnogénico con bajas humanas, como siempre”, dijo Zakharova.

Condenó que «el régimen de Kiev fabrique tales falsificaciones a costa de la vida de sus propios civiles».

Sin embargo, recordó lo ocurrido en la ciudad de Bucha.

«Estamos esperando datos concretos, el informe de Occidente, que directa e indirectamente se entregó y se convirtió en cómplice de Kiev».