Comercio informal reordenado

Redacción.- En pleno desarrollo se encuentra el plan de Convivencia Ciudadana promovido por la Alcaldía de Caroní, el cual contempla la reubicación de los comerciantes informales a espacios dignos y aptos para ofrecer la debida atención que merece el pueblo. 

Roy Quiaragua, director de Política y de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Caroní, mencionó los avances en la recuperación de los espacios físicos del Mercado de Chirica, labores que contemplan un 70% de ejecución. 

Añadió que de manera articulada, la Alcaldía de Caroní a través de la Corporación de Servicios Guayana y la Gobernación de Bolívar, llevan a cabo la reconstrucción de aceras, la reparación de los semáforos y optimización del alumbrado público, esfuerzos que demuestran el empeño y compromiso del Gobierno Bolivariano por la recuperación del sistema de mercados municipales.

“Hemos logrado transformar buena parte del centro de San Félix, vamos ahora con el Mercado de Chirica para trasladarnos al de Unare, donde tampoco se puede transitar”, dijo Quiaragua, resaltando que se trata de una ardua labor desarrollada en el marco del respeto, conversando y escuchándonos como pueblo organizado, sin restricciones, salvo las debidas sanciones para quienes infrinjan la ordenanza.

Considerando que es un buen momento para hacer ciudad, anhelo del alcalde Tito Oviedo, recordó que el reordenamiento se enfoca en la dignificación de los comerciantes informales, así como en el libre tránsito de la población que desea realizar sus compras de forma segura. 

“Hemos restringido la venta de bebidas alcohólicas en el centro de San Félix, se trata de fomentar políticas económicas que vayan entrelazadas con lo social; es necesario avanzar de manera integral como municipio, por ello consideramos que los habitantes de las parroquias Chirica, Vista al Sol y 11 de Abril, puedan circular libremente por este emblemática zona comercial guayanesa”, expresó.

En nombre del gobierno municipal, Roy Quiaragua manifestó que los espacios son del pueblo, razón que impulsa el rescate de áreas para el sano esparcimiento de las familias guayanesas, que el pueblo más sitios para el reencuentro social, donde puedan disfrutar de actividades culturales, educativas y deportivas.