El expelotero guayanés, nacido en El Pao, presenta un coágulo de sangre cerca del corazón y será tratado por un especialista de Texas

El expelotero guayanés, nacido en El Pao, José Leiva, ha estado hospitalizado por más de una semana en un centro médico de Estados Unidos, donde se encuentra residenciado, presentando un coágulo de sangre en sus arterias coronarias.

La información fue recibida ayer por el diario El Guayanés desde una fuente cercana a Leiva, la cual indicó que por el momento la situación no amenaza la vida del expelotero de 61 años, quien cumplirá 62 en el mes de agosto.

En un grupo de las redes sociales, la noticia sobre la salud de Leiva circuló durante todo el día de ayer, indicando que en las próximas horas será tratado por un médico especialista del estado de Texas, quien es número uno en patologías congénitas del corazón.

RECORD IRROMPIBLE

José Leiva es recordado en el béisbol venezolano por tener un record que se considera irrompible: es el máximo robador de bases de por vida en la pelota venezolana con un total de 173 bases estafadas, las cuales logró 151 con el uniforme de las Águilas del Zulia y 22 con Caribes de Anzoátegui.

Después de retirarse del béisbol, Leiva se dedicó a la preparación de jóvenes talentos y fundó la Academia Los Prospectos, que tuvo gran trayectoria en Guayana y el estado Zulia.

Nunca jugó en las Grandes Ligas, pero fue un bateador derecho respetable, por su gran velocidad, en su tiempo de activo.

La organización a la cual perteneció, Filis de Filadelfia, siempre estuvo interesada en que aprendiera a batear a las dos manos, pero Leiva no pudo superar la limitación de no aprender a chocar la bola a la zurda.

JUGÓ 11 CAMPAÑAS

Leiva jugó 12 temporadas en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, 10 con las Águilas. En la campaña 85-86 estafó 35 bases, su tope en una temporada. Formó uno de los dúos más rápidos en la liga con Jeff Stone (83-84), fue parte de los dos primeros títulos de los occidentales, en la final 83-84 se fue de 15-7 (.467) seis anotadas y dos bases robadas. Fue además el primer jugador criollo en dar cinco indiscutibles en un juego contra Cardenales de Lara el 28 de octubre de 1984. (JJ ROJAS)