El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) exigió este lunes una investigación judicial a la derecha venezolana por su conexión con el narcotráfico, tras la detención de uno de los financistas de la oposición en Colombia.

«Sale grabado en video, el señor Guaidó muy alegre con varios dirigentes, debe abrirse una gran investigación judicial. El mundo sabe que la persecución de EE.UU ha sido sin ningún tipo de pruebas, pero aquí sí hay pruebas de gente de la oposición con el narcotráfico», expresó el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello.

En rueda de prensa, Cabello rechazó que la derecha busque desligarse de las denuncias que se han realizado sobre sus vínculos contra el narcotráfico cuando existen pruebas evidentes. 

«La oposición no tiene escrúpulos de ninguna naturaleza»,recalcó.

Recientemente, el presidente de la Asamblea Nacional y dirigente socialista, Jorge Rodríguez, reveló unas fotografías sobre  Biagio Garófalo, detenido en Cartagena y con vínculos con la derecha.

En las fotografías, Garófalo aparece con Julio Montoya, Henrique Capriles, Marco Aurelio Quiñonez (mano derecha de Guaidó), así como con Juan Guaidó.

Oficina Nacional de Control de Activos

Durante la rueda de prensa, el primer vicepresidente del PSUV reiteró la solicitud de crear una Oficina Nacional de Control de Activo, con el fin de frenar la corrupción, que pueda generarse con representantes de derecha así como del lado de la Revolución.

«Hemos propuesto que se cree una oficina nacional que permita la evaluación de los activos de cada quien. No solo para la oposición sino para todos ¿Cómo es eso que los bancos están quebrados y los banqueros son millonarios?», enfatizó el dirigente socialista.

No es la primera vez que el dirigente socialista solicita la creación de una oficina nacional de control de activos.

En su programa Con el Mazo Dando, el dirigente socialista señaló que el país debe contar un organismo de control financiero similar a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos para imponer sanciones a todas las personas y en particular a los políticos del sector opositor extremista, por dinero obtenido por el narcotráfico y lavado de dinero.