Polonia exigirá a Alemania el equivalente de 1,3 billones de dólares en reparaciones por la invasión nazi y subsiguiente ocupación durante la II Guerra Mundial, informaron el jueves autoridades en Varsovia.

El máximo responsable político de Polonia, Jaroslaw Kaczynski, anunció el abultado reclamo en un esperado informe sobre el costo para el país de los años de ocupación alemana nazi, al conmemorarse 83 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

“No solo preparamos el informe, sino que también tomamos la decisión sobre los pasos a seguir”, agregó Kaczynski, líder del partido oficialista Ley y Justicia, durante la presentación del documento.

“Volveremos a Alemania para abrir negociaciones sobre las reparaciones”, añadió el líder político. Será un “camino largo y no fácil” pero “algún día traerá el éxito”, agregó.

El gobierno de derecha de Polonia argumenta que el país, pese a ser la primera víctima de la conflagración bélica, no ha sido completamente compensado por la vecina Alemania, que ahora es uno de sus principales socios dentro de la Unión Europea.

Alemania argumenta que se pagó una compensación a las naciones del bloque del Este en los años posteriores a la guerra, mientras que los territorios que Polonia perdió en el este cuando se volvieron a trazar las fronteras fueron compensados con algunas de las tierras de Alemania antes de la guerra. Berlín ha dado el asunto por cerrado.

Los principales líderes del país —entre ellos Kaczynski, quien es el principal formulador de políticas de Polonia, y el primer ministro Mateusz Morawiecki— asistieron a la presentación ceremonial del informe en el Castillo Real de Varsovia, reconstruido a partir de las ruinas de la guerra.

La publicación del informe fue el centro de las conmemoraciones nacionales de la guerra que comenzó el 1 de septiembre de 1939, con el bombardeo y la invasión de Polonia por parte de la Alemania nazi, que fue seguida por más de cinco años de brutal ocupación.