Aunque todavía falta por definir fecha, sedes y calendario, la majestuosa instalación de Ciudad Guayana surge como una opción válida para el evento.

Es un hecho que el Preolímpico de fútbol del próximo año se realizará en Venezuela, buscando los cupos de Suramérica a los Juegos de París 2024.

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, quien visitó nuestro país en ocasión del aniversario de la nueva directiva de la FVF, presidida por Jorge Giménez, lanzó la primicia en el acto de celebración.

Luego se reunió con la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez; y momentos después, con el presidente Nicolás Maduro.

En esta reunión de alto nivel con el primer mandatario nacional, el presidente de la Conmebol ratificó la iniciativa de la Confederación de darle el Preolímpico a Venezuela.

RETO IMPORTANTE

“Nos pusieron un reto importante de ser los organizadores del próximo preolímpico, creo que vamos a demostrarle al mundo y a Suramérica que estamos a la altura del compromiso”, dijo el presidente de la FVF, Jorge Giménez.

Asimismo, Domínguez ratificó el compromiso de la Conmebol “como aliados en este proceso de transformación del fútbol venezolano”, al tiempo que enfatizó que “necesitamos que el fútbol venezolano se proyecte con nosotros” en el nuevo ciclo que iniciará el organismo rector del fútbol suramericano.

“El próximo año -como Conmebol- iniciamos un nuevo ciclo, vamos a estar mucho más cerca, vamos a invertir mucho más y vamos a ser mucho más competitivos. Necesitamos que el fútbol venezolano se desafíe así mismo y que en poco tiempo no solamente tengamos a la Venezuela que uno sueña clasificada al mundial, sino también campeona”, puntualizó Domínguez.

REELECTO POR UNANIMIDAD

El pasado 1° de julio, Alejandro Domínguez fue reelecto por unanimidad como presidente de la Conmebol para el período 2023-2027, acción que se oficializó en el 75° Congreso de la Confederación Suramericana de Fútbol.

La Conmebol está integrada por diez asociaciones: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, siendo responsable de la organización de los principales torneos internacionales del balompié suramericano.