Todo en medio de la polémica por la reiterada discriminación que ha recibido la comunidad LGBTQ+ por parte de los organizadores del Mundial Qatar 2022

El rechazo al Mundial Qatar 2022 se sigue manifestado de todas las formas posibles, incluso por parte de algunas selecciones, como es el caso de Inglaterra que ha informado que su capitán usará el brazalete con colores de arcoíris, pese a la amenaza de posibles sanciones.

El mes pasado, el capitán de la selección inglesa, Harry Kane, junto los capitanes de otras ocho selecciones, informaron que portarán el brazalete con los colores de la bandera de la comunidad LGBTQ+ durante el Mundial, como protesta a la discriminación que estos han recibido por partes de los organizadores del torneo.

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) quiso ser lo más correcta posible y pidió permiso a la FIFA para llevar a cabo esta iniciativa a favor de la igualdad, sin embargo, tres semanas después, el ente rector del fútbol internacional no ha dado una respuesta.

Ante esto, algunos miembros de la FA viajarán a Zurich, Suiza, para reunirse directamente con la FIFA y solicitar una respuesta rápida sobre este tema puesto que su permiso es vital para usar el mencionado brazalete de capitán y no exponerse a ser sancionada.

Por su parte, Harry Kane ha dejado claro que está dispuesto a llevar la distintiva banda de capitán aún si esto podría conllevar determinada multa o sanción. este gesto podría ser emulado por otros de sus colegas y selecciones, lo que supondría una gran señal de protesta contra las reglas del Mundial Qatar 2022.

Cabe recordar que esta iniciativa contra la discriminación, llamada ‘One Love’, ya la llevaron a cabo los combinados de Inglaterra, Países Bajos, Bélgica, Suiza, Gales, Francia, Dinamarca y Alemania en las dos jornadas de la UEFA Nations League que se efectuaron en septiembre y estos mismos dejaron que quieren llevarla a la cita mundialista.