Este jueves se realizó el sorteo de la fase de grupos de la UEFA Champions League

Si hace un año la UEFA pareció olvidarse del Real Madrid en el vídeo promocional del sorteo, en esta ocasión, el máximo organismo del fútbol europeo se rindió al equipo madridista. Homenaje total al campeón, condición que mantendrá como poco hasta el 10 de junio, día en el que el estadio Olímpico de Ataturk dará forma a la final de la Champions League de 2023, partido al que solo pueden aspirar los 32 equipos que ya conocen el primer camino hacía la citada final.

Hamit Altintop, exjugador del Real Madrid entre otros equipos, y Yaya Toure, con pasado azulgrana, fueron los encargados de repartir suerte, la que no tuvieron Barcelona y Sevilla y sí Real Madrid y Atlético. Si hay dos grupos igualados o de la muerte, como ustedes prefieran, esos son los del equipo azulgrana y el sevillista.

Los de Xavi vuelven a encontrarse en el camino al Bayern, aunque el consuelo, que no es poco, es ver a Lewandowski de azulgrana. Las dos derrotas de la temporada pasada, una de ellas con el técnico catalán ya en el banquillo, dolieron y dejaron patente lo lejos que el Barcelona estaba del fútbol de primer nivel. Llega el momento de la venganza, algo que también pueden pensar en Múnich por lo sucedido con el polaco. El Inter no será el convidado de piedra de un grupo que completa el Viktoria Plzen checo.

El Sevilla comparte el camino con el Manchester City de Pep Guardiola y con el otrora campeón de la competición el Borussia Dortmund, habitual en las rondas eliminatorias y equipo que siempre sabe reinventarse cada temporada, algo que le tocará tras la marcha de Haaland. Del equipo inglés poco que decir más allá de que es el eterno favorito. Cierra el grupo el rocoso Copenhague, fiel representante de un fútbol al alza como el danés. Duro envite para los de Lopetegui.

El Real Madrid repite enemigo por tercer año consecutivo en el Shakhtar, cuyos partidos como local lo disputará en Varsovia. Viejo conocido condicionado por el conflicto bélico que sufre Ucrania. El Leipzig es el rival más duro con el que se va a enfrentar. Ya se ha convertido en un habitual en la Champions, pero su nivel todavía no alcanza el de otros equipos alemanes. Dani Olmo es uno de sus mejores jugadores. El histórico Celtic es el otro enemigo, equipo con el que ya se vio las caras en una eliminatoria en 1980 y que conoce la magia de Bernabéu, ya que tras ganar 2-0 en la ida, cayó eliminado al ser derrotado por 3-0 en la vuelta.

Viejos conocidos para el Atleti

El Atlético de Madrid es el otro beneficiado del sorteo con rivales como Oporto, habitual de los rojiblancos, Bayer Leverkusen y Brujas, equipos al alcance de los de Simeone, siempre y cuando mejoren el nivel mostrado el pasado fin de semana ante el Villarreal.

Resto de favoritos como PSG, Chelsea o Liverpool no tienen un camino excesivamente complicado, aunque años atrás se repite la historia y equipos con los que nadie cuénta terminan arrancando puntos a los más poderosos, así que mucho cuidado. (Tomado del diario Marca de España)