Redacción.- Nuevos emprendedores se suman al Bazar Cachamay, ubicado en los espacios de estacionamiento del CTE Cachamay en Caroní, donde ofrecen productos de calidad a precios solidarios.

Abierto los sábados y domingos de 5:30 de la mañana hasta las 12 del mediodía, el antiguo perolero de Ciudad Guayana, hoy Bazar Cachamay, tiene ofertas en zapatos, ropa, muebles, línea blanca, cauchos, ferreterías, teléfonos celulares nuevos y usados, todo dispuesto para atender al público en general con cordialidad y respeto.

Eddy Toledo, coordinador del Bazar Cachamay, agradeció al alcalde de Caroní, Tito Oviedo por permitirles avanzar mediante la reubicación del conocido perolero de Ciudad Guayana, “tenemos un bazar fructífero y eficiente”.

A su vez, agradeció al jefe de Economía Informal Dennys Mazo y de la parroquia Cachamay Dennys Maita, por el apoyo brindado durante el traslado desde Alta Vista hasta el CTE, donde se han organizado en un área de vehículos y otra de peatones.

“Llegar aquí no fue fácil, este es el resultado del arduo trabajo realizado por los peroleros de la zona Alta Vista, detrás de la torre Movistar, donde tuvimos muchos inconvenientes con vecinos, transeúntes, pero gracias a Mazo y Maita, y por supuesto al alcalde Tito Oviedo, fue posible emprender nuevamente este trabajo de economía informal que beneficia a muchos guayaneses”, dijo Toledo.

Eddy Toledo recordó los comienzos del Bazar Cachamay, ”hoy somos 300 emprendedores de los 9 que iniciamos, aunado a los que vienen interdiario la cifra supera los 400”.

Los organizadores del bazar no descartan la posibilidad crecer a otras parroquias del municipio, aunque les ha resultado difícil ubicar los espacios acordes, “pero estamos trabajando para activar el estacionamiento del estadio La Ceiba, motivando así a los emprendedores de San Félix”, comentó Toledo.

En cuanto a la parte legal, el coordinador del Bazar Cachamay explicó que están trabajando en coordinación con la Alcaldía de Caroní para retomar los procedimientos y ponerse a derecho.

Avanzando

Omar Montero, inició su emprendimiento en el rubro de las bebidas, específicamente en las chichas y hoy gracias al apoyo de las autoridades podemos trabajar en espacios dignos y llevar nuestros productos a la colectividad.

Minerva tiene su puesto en el área peatonal del Bazar Cachamay, “un año y 6 meses trabajando en armonía como comunidad comercial, gracias a Dios todo marcha bien”.

Rosmel León, también tiene su puesto en el Bazar Cachamay, aprovechó la oportunidad para invitar a la población «aquí vendemos todo lo que necesite a muy buenos precios».

De igual forma, agradeció al alcalde Tito Oviedo y coordinadores por la gran oportunidad que le brindan a los comerciantes de la economía informal, padres y madres de familia que de manera honesta se ganan el sustento.