Basado en el Derecho a la Ciudad, la autoridad municipal hizo un llamado a la cooperación de la economía informal para restaurar el orden y la limpieza.

(Prensa Alcaldía de Caroní)

El alcalde del municipio Caroní, Tito Oviedo, efectuó este viernes una inspección al Mercado de Chririca y las mejoras que allí se realizan en continuidad al reordenamiento municipal.

Como aspecto fundamental supervisó el libre tránsito frente al mercado popular y las acometidas en sus alrededores para el embellecimiento del área, enmarcadas dentro del plan Ciudad Guayana Para Vivir.

Unos 180 hombres y mujeres se encuentran trabajando en los espacios adyacentes y en la avenida Manuel Piar, para devolverle la armonía y coherencia al concurrido centro de expendio.

«Se comenzó un proceso de recuperación que se había interrumpido… así que yo pido que en esta nueva fase nos apoyen, nos ayuden los de la economía informal, que  pueden tener sus espacios respetando el Derecho a la Ciudad».

La autoridad municipal resaltó la importancia del respeto al libre tránsito por la avenida y el derecho que todos tienen a ir al Mercado dentro del orden y la limpieza, «lo vamos a lograr porque somos un gran pueblo», enfatizó.

Desde el día lunes 12 de septiembre, la Corporación de Servicios Guayana, adscrita a la Alcaldía de Caroní, se ha mantenido en el lugar realizando un abordaje integral.

En primer lugar, se rescataron los espacios de acceso al mercado, el paso de los peatones, y en la actualidad se están remozando los murales y decoraciones instaladas hace más de  año y medio.

Los trabajos también incluyen iluminación del área, saneamiento de las aguas servidas desbordadas, reparación del sistema semaforizado y asfaltado.

Los mismos se extenderán en la avenida Manuel Piar, donde además se estarán recuperando las islas, pintando brocales, limpiando y desmalezando.

El alcalde Tito Oviedo en conjunto con el gobernador Ángel Marcano se han propuesto materializar el plan Ciudad Guayana Para Vivir, involucrando a toda la ciudadanía bajo la conciencia de reconocer que ciertos espacios deben ser respetados, y así entre todos construir la ciudad que los guayaneses se merecen.